¿POR QUÉ CUARENTA MÁS DOCE?

Mi historia

Irene planta

Desde que fui madre, vinculé mi trabajo artístico con la maternidad.  
Comencé a hacerme preguntas:

¿Cómo no tantas mujeres han llegado a ser grandes artistas como tantos hombres? 

¿Por qué algunas mujeres cuando son madres dejan su carrera artística? 

¿Por qué las mujeres madres no hablan de la maternidad en el arte?

¿Por qué la maternidad ha sido representada por hombres a lo largo de la historia? 

¿Por qué el hecho tan salvaje de ser madres no se ha contado de maneras más realistas? 

¿Por qué los pechos lactantes están mal vistos y unos pechos desnudos sin leche son aceptados?

 … un largo etc de cuestiones y planteamientos…

Cuarenta más doce, son las semanas y días que duró mi embarazo. El poco tiempo que tardó en cambiarme la vida para siempre.

¿Cómo surge esta idea?

Comencé a sentir nostalgia de mi barriga de embarazada, cuando quise ser madre de nuevo. Pensaba para mí misma ¿cómo podría haber tenido un recuerdo de mi barriga? Claro, tengo fotos, me pintaron la tripa (bellypainting) e hicimos un reportaje. El niño tiene muchas fotos, pero yo quería algo para mí. Algo que visibilizara mi power de ese momento cuando iba a ser mamá, algo que recogiera toda esa energía tan chula que desprenden las embarazadas, pensaba en algo más palpable, más real. De pronto, me di cuenta. Lo podría haber conseguido con:

Escultura

Comencé a investigar cómo podía conseguirlo.

Probé

Me equivoqué

Invertí muchas horas

027 - Sculpting ToolsCreated with Sketch.

Usé diferentes materiales

Y finalmente ¡lo conseguí!

¡Ahora puedo ofrecer este servicio, esta gran experiencia a otras mamás y trabajar con ello para que ninguna familia se quede sin su recuerdo!

¿Quieres reservar una sesión?

O escríbeme a info@cuarentamasdoce.com y te contestaré en 24hr